¿Cómo enfocar el aprendizaje de idiomas?

Tal vez estés pensando que esta es otra de esas entradas en un blog donde alguien te intenta vender contar una fórmula milagrosa para el aprendizaje de idiomas y, sinceramente, no te culpo por ello, yo también he leído unos cuantos de esos, pero nada más lejos de mi intención. Además, esta es la primera publicación del blog y aspiro a hacer algo mucho mejor que todo eso, así que, me daréis al menos una oportunidad, ¿verdad? Allá vamos pues 🙂

La idea principal es la siguiente, no existe una forma única, perfecta e infalible de aprender un idioma. Ni siquiera existe un método que todo el mundo debería seguir para alcanzar un determinado nivel en tal o cual lengua. Bueno, al menos esa es mi opinión.

Algunas formas de enfocar el aprendizaje de idiomas pueden ser mejores que otras, eso es cierto, pero siempre tiendo a la desconfianza cada vez que leo a alguien que dice haber creado el sistema de aprendizaje definitivo.

“¿Y cómo se supone que debo aprender entonces?”

Imagen de planificación

“Fácil”. Debes probar diferentes enfoques, sistemas, metodologías, llámalocomoquieras y encontrar cuál se adapta mejor a ti. Suena bastante lógico, ¿no?

Habrá gente que argumentará que ir probando tantas posibilidades requiere esfuerzo y tiempo. Eso es cierto. Pero es que debe llevar tiempo. Aprender una lengua es una actividad proactiva y como tal no se puede esperar que alguien llegue y mágicamente introduzca en nuestra cabeza todo lo que necesitamos saber. Eso significa que es necesario poner de nuestra parte y trabajar de forma regular si se quiere conseguir algo a largo plazo. Y como la mente de cada uno de nosotros funciona de forma diferente, no deberíamos sorprendernos ante la idea de que no todo el mundo aprende de la misma forma.

El tiempo que emplees en encontrar un sistema de aprendizaje que sea adecuado para ti, que te motive y anime a continuar debería ser visto como una inversión. Una inversión que dará sus frutos varios años o meses después cuando te des cuenta de que has aprendido un montón de cosas de una forma tal vez menos tortuosa de lo que esperabas.

¡Uf! Al final me ha salido una entrada algo más seria de lo que esperaba.

¿No estás de acuerdo? ¡Perfecto! Aquí debajo tienes una sección de comentarios para que podamos discutir pacíficamente 🙂




Bea

Bea

¡Hola! Mi nombre es Bea y me encantan los idiomas, por eso escribo artículos sobre cualquier cosa relacionada con ellos que se me pase por la cabeza aquí, en Anything but language. ¡Espero que lo disfrutes!
Bea