Dar las uvas – Expresiones españolas #2

¡Jou jou jou! Vuelve a ser esa época del año nos guste o no. Y para ser exactamente igual de original que todo el mundo por estas fechas, he decidido sacar a relucir una expresión relacionada con las navidades 🙂 .

En mi defensa, he de decir que no es que yo la buscara, ella me encontró a mí (es decir, que se la oí a alguien recientemente y se me iluminó la bombilla) y resultó ser el momento perfecto.

En fin, sea como fuere, primero hablaremos un poco del origen de esta expresión, y después sobre cuál es su uso en la lengua coloquial.

Dar las uvas

Imagen: Vecteezy.com

¿De dónde viene?

Esta expresión es prácticamente inseparable de una de las tradiciones de Navidad (bueno, más bien Año Nuevo) más típicas y curiosas de España.

Cada 31 de diciembre a medianoche, en el momento exacto en el que dejamos el año anterior atrás y saludamos al nuevo, los españoles se reúnen en familia en torno a la televisión a mirar un reloj en la Puerta del Sol de Madrid mientras comen uvas. Así dicho supongo que suena bastante raro.

La explicación más extendida que quizás escuchéis sobre el origen de esta tradición os dirá que comenzó a principios del siglo XX gracias a un excedente de producción de uvas del que unos inteligentes viticultores querían deshacerse. Pero como todo, parece ser que la cosa no fue tan simple, o vete tú a saber, estas historias siempre tienen versiones diferentes.

La otra versión algo más larga que he podido encontrar cuenta que ya en los periódicos madrileños del año 1897 pueden leerse referencias al hecho de comer uvas en fin de año. ¿La razón? Pues resulta que el alcalde de la época quería evitar que la gente se pasara el 5 de enero de fiesta en la calle (otra de las festividades en España) y no se le ocurrió mejor idea que imponer una tasa para poder salir. Ni qué decir tiene que le salió el tiro un poco por la culata porque lo que ocurrió fue que la gente simplemente trasladó la fiesta de día. Pero alguien se preguntará, ¿y dónde entran las uvas en todo esto? Pues de nuevo haciendo honor al cachondeo patrio, puede ser que el comer uvas no fuera más que una burla a una tradición extendida entre la burguesía importada desde Francia y Alemania (¿alguien ha oído alguna vez que coman uvas por esos países?), o simplemente una forma de protesta.

Madrid's Puerta del Sol

Imagen: Puerta del Sol de Madrid – ABC.es

En cualquier caso, lo cierto es que es prácticamente obligatorio comer las 12 uvas al ritmo de las 12 campanadas del reloj de la Puerta del Sol. Y si además consigues acabar con la boca vacía al final, se supone que tendrás buena suerte en el año que empieza. Aún así la mayoría de la gente no lo consigue, de hecho nos medio atragantamos y acabamos las campanadas con la boca llena cual cerdito porque no hay tiempo para ir tragando todo al ritmo. Ya sé que suena como si estuviéramos locos, pero creedme, si os juntáis con suficiente gente es divertido, especialmente cuando alguien dice alguna tontería y los demás intentan no reírse y no ahogarse al mismo tiempo.

Las uvas de nochevieja, el origen de la tradición

He aquí un vídeo de la Nochevieja de 2014. Las campanadas comienza más o menos en el 16:40.

¿Qué significa?

¿Creéis que podríais adivinar su significado si os digo en qué tipo de contexto se utiliza?

Normalmente podréis oír esta expresión en frases como “¡Nos van a dar las uvas!”. Ten en cuenta que comer las uvas es precisamente lo último que se hace en el año, así que, echándole un poco de imaginación puedes suponer que si llegamos a las uvas…quiere decir que hemos tardado demasiado en hacer algo. En otras palabras, “nos van a dar las uvas” es una forma de hacer que alguien se apresure porque se está haciendo tarde o esa persona está tardando demasiado en hacer algo.

Algunos ejemplos podrían ser:

Como no te des prisa en acabar de recoger nos van a dar aquí las uvas.

[If you don’t hurry up and finish tidying up will stay here forever.]


Al paso que vamos con este informe nos van a dar las uvas.

[At this pace, we’ll never finish the report.]




Bea

Bea

¡Hola! Mi nombre es Bea y me encantan los idiomas, por eso escribo artículos sobre cualquier cosa relacionada con ellos que se me pase por la cabeza aquí, en Anything but language. ¡Espero que lo disfrutes!
Bea
  • Garrett Pless

    ¡que bueno blog! me encanta estas tipas de expresiones. Gracias por escribirlo. ¿Me puedes traducir esta expresión, “Me importa un huevo”?

    • Bea

      ¡Muchas gracias!
      “Me importa un huevo” es una variante de “me importa un pimiento/rábano/etc.” todo significa lo mismo “I don’t give a damn” 🙂

      • Garrett Pless

        I like it! The translations crack me up.

        • Bea

          ¿Te acuerdas de aquellas imágenes que te enseñé hace tiempo con expresiones traducidas literalmente? Creo que alguna de esas aparecía ahí 🙂

          • Garrett Pless

            sí me acuerdo. me gusta mucho este sitio. se llama “a truth something….”

          • Bea

            “A truth as a temple” 🙂

          • Garrett Pless

            muchas gracias!