¿Por qué contar ovejas para dormir?

Hace ya un cierto tiempo que quería escribir una entrada sobre una expresión que me vino a la cabeza mientras veía el vídeo de una vlogger española en YouTube. Además, resulta ser una de esas que no es única del español, sino que existe en varias lenguas y significa exactamente lo mismo, así que manos a la obra 🙂

Sheep

Imagen: vecteezy.com

¿Alguna vez te han dicho que cuentes ovejas cuando no puedes dormir?

Lo más probable es que sí, pero, ¿te has preguntado por qué?

La verdad es que parece no haber una única explicación para esta tradición tan aparentemente extendida.

Teoría Nº1

Morfeo, antiguo dios griego de los sueños, estaba acostumbrado a hacer que los humanos se durmieran con facilidad, pero llegó el día en el que sus habilidades dejaron de tener efecto y personas de todo el mundo dejaron de poder conciliar el sueño, así que para averiguar qué estaba pasando Morfeo decidió bajar al mundo de los mortales.

Una vez allí descubrió que los humanos estaban tan preocupados por sus problemas del día a día que por la noche eran incapaces de olvidarlos y descansar. Decidido a buscar una solución, Morfeo recorrió el mundo observando a las personas y sus costumbres, hasta que un día se encontró con un pastor y su rebaño de ovejas en un río. Mientras cruzaban, el pastor debía contar uno a uno todos sus animales, así que Morfeo esperó a que terminara, pero la cuenta era tan larga y monótona que al cabo de un rato se durmió.

Más tarde, al despertarse, se dio cuenta de que había encontrado la solución que buscaba y recorrió el mundo compartiéndola con los humanos para que pudieran volver a soñar de nuevo.

Teoría Nº2

Más o menos similar a la número 1, pero con diferentes protagonistas.

En este caso se basa en un texto islámico de la Península Ibérica del siglo XII, en el que se cuenta cómo un rey no era capaz de dormirse, así que le pedía a su cuentacuentos que le contara más y más historias. Sin embargo, el propio cuentacuentos quería dormir, así que tuvo la idea de contarle al rey una historia que incluía contar ovejas y de esa forma dormirse los dos.

Podéis encontrar la versión completa de la historia aquí (en inglés), que entre otras cosas incluye referencias a contar ovejas (o más bien cabras) ni más ni menos que en El Quijote.

Teoría Nº3

Menos sofisticada que las dos anteriores, pero quizás a la vez la más plausible, esta última teoría establece que incluir pasajes contando ovejas en los cuentos para niños era simplemente una forma ingeniosa que tenían las madres y abuelas de conseguir que los niños se durmieran antes debido a la monotonía de la historia.

Pero…¿funciona realmente?

Pues lo siento si os esto os va a decepcionar, pero parece ser que no.

Algunos estudios hechos en torno a este ejercicio mental dicen que si se tienen problemas para dormir es mejor concentrarse en paisajes o pensamientos relajantes, ya que ordenándole a nuestro cerebro contar al final estamos consiguiendo que se active más en lugar de que se relaje y descanse.

Trouble sleeping ? Don’t count on sheep

Ask Healthy Living: Does Counting Sheep Really Help You Fall Asleep?




Bea

Bea

¡Hola! Mi nombre es Bea y me encantan los idiomas, por eso escribo artículos sobre cualquier cosa relacionada con ellos que se me pase por la cabeza aquí, en Anything but language. ¡Espero que lo disfrutes!
Bea